Si no es hoy… ¿Cuando?

¿Esperando el momento perfecto? Siento decirte que ¡No existe! ¿Por qué? Primero que nada, hay mucha gente esperando por el, no serás el primero. Y segundo, mientras esperas ese momento “perfecto” se te pasan todas las oportunidades para hacer que las cosas pasen.

Así que vamos a repasar 7 claves para que cumplas tus objetivos:

  1. Define tu rendimiento primero, por encima del resultado. Un ejemplo sería el rendimiento es comer saludable, y el resultado, sería perder peso. Es decir, define el objetivo de acuerdo a aquello que depende de ti, y así evitarás la frustración.
  2. Busca el sentido a aquello que quieres conseguir. Es encontrar un por qué y un para qué, esa motivación que ayuda a mantener el compromiso. Y es personal, no es lo que mueve a los demás, es lo que genera tracción en ti.
  3. No pienses en las consecuencias negativas. Recuerda que a tu cerebro le cuesta mucho trabajo entender lo negativo,por ejemplo si pensamos que si me alimento mal puedo enfermarme, nuestra mente se bloquea y no procesa. En cambio, si el cerebro procesa las positivas, el cerebro trabajará en ser mas útil, mas ágil y potenciará todo para ser mejor.
  4. Elabora un plan. Esta guía es muy importante para alejarnos de la improvisación, teniendo todo lo controlable bajo control, es obvio que no todo se puede controlar, pero cuando uno sale de su zona de confort para crear un nuevo hábito y cometemos un error, nos permite regresar al sendero. Cuanto más tengamos bajo control, mejor.
  5. Pensamiento condicional. Muchas situaciones en la vida nos van a tomar por sorpresa, nos van a dificultar recordar cual es la meta, así que debemos recordar que si nos ofrecen algo que nos aleja del objetivo, entonces yo debo declinarlo. Aléjate o toma otra postura sobre de aquello que te aleja de la meta.
  6. Refuerza los cambios. El elogio no debilita, cada avance que vayas teniendo necesita ser reconocido. Necesitas sentirte orgulloso de cada paso para avanzar uno más hacia el objetivo.
  7. No hay errores, solo cosas que no funcionaron. Empecemos a entender nuestros errores como un proceso de mejora, no como algo que fracasó, así será mas fácil poder cambiarlo.

Espero te sirva esta guía, , ponla en práctica y recuerda que hay tanta gente esperando el momento perfecto, que el día que se “presente” va a estar tan “repartido” que no te va a tocar nada, mejor ábrele la puerta en cualquier momento involucrándote ya con aquello que deseas.

Los sueños no se cumplen, se materializan.

Los sueños no se cumplen, se materializan.

Te levantas y tratas de encontrar una motivación que no sea que no te descuenten por llegar tarde, que te despidan, que quedes bien con tus compañeros y/o jefes y estar feliz con ello no es y no será compatible con el cumplimiento de tu meta, necesitas poner un límite.

En mi caso puede ser conseguir el ahorro y soporte económico para llegar a donde estoy y a donde quiero estar me ha llevado a un sinnúmero de trabajos, desde puestos de hamburguesas, maestro de niños y adultos, locución de cabina y comercial hasta director de relaciones públicas, lo que me ha llevado a empezar a adquirir conocimiento en marketing, comunicación on line y off line, marca personal, e-commerce a través de una fórmula para volverte profesional en lo que haces, 10000 horas de trabajo y muchas noches sin dormir para darte ese tipo de “ahorro” no solo económico sino experiencial que te da la gasolina para cumplir tus sueños y la chispa para pasar de uno a otro.

sueños

Ese empuje de que debes ganar y crear tú, sentirte orgulloso de invertir tiempo y dinero en algo, sacar provecho de eso y saber que ha venido de ti, ese momento de financiar con tu propio trabajo, con tu propio esfuerzo.

Tomo como inspiración cualquier persona, en especial las anónimas, que cada día están cambiando algo, eso es lo que me mueve a seguir trabajando y a seguir cambiando mi entorno haciendo lo que hago.

Es por eso que te digo que los sueños no se cumplen, se materializan. Se planean y se echan a andar, los haces y los conviertes en realidad. Y si, si estas soñando en hacer algo te digo que es muy bonito, muy padre soñarlo, pero llega un momento donde debes de dejar de soñar y accionar el plan para que las cosas se materialicen, lo creas o no, es el momento.

Si no aprendes a delegar no crecerás…

Se que trabajas para alguna empresa, o tienes una empresa y haz experimentado en carne propia el liderazgo, tanto ejerciéndolo como percibiéndolo, estarás de acuerdo que va de estilos y que algunos impactan de manera positiva con determinada persona y otros no, pero al final hay una amplia gama de posibilidades que tendremos que ir adaptando con cada grupo y a veces por cuestión de tiempos o resultados tenemos que ir a prueba y error, por lo cual me te comparto algunos tips que nos ha servido en estos últimos meses.

Para ejercer un liderazgo colaborativo debemos centrarnos en dos vertientes: La del liderazgo y la del apoyo. La del liderazgo funciona en cuanto a la intensidad de la comunicación de las indicaciones, y la del apoyo es cuanto soporte necesita la persona que estás contratando o legando a determinado puesto.

Entendiendo esto, se forma el recorrido o camino para la correcta delegación que se compone de los siguientes pasos:

  1. Instruirla. Este paso implica dar las indicaciones mas esenciales y detalladas de como hacer el trabajo, es una persona nueva que tal vez no tiene el expertise y requiere aprenderlo por lo que es muy importante este paso, pues la mayoría de los “jefes” o bien solo informan y creen que ya se hará exactamente lo que dicen o los dejan estancados en este paso, en un estado de eterna instrucción que no los permite avanzar, el reto es el aprendizaje y práctica para lograr pasar al siguiente nivel.
  2. Coachear. Es el proceso donde ellos van a vivir la experiencia solos, implica guía y retroalimentación pero sin desplazarlo de su lugar, hacerlo por el. En este proceso ya aprendieron solos y se enfrentaron solos al reto que implica su función.
  3. Apoyo. Al momento que ellos llegan al nivel mas alto de expertise empiezan a generar ideas, incluso pueden llegar a tener un expertise mas alto que el tuyo y eso no debe causarte temor, al contrario, debes apoyarlo para que se convierta en una potencial fuente de creatividad para la organización.
  4. Delegar. Llega después de que el empleado genera sus propias ideas, pensando por si solo basado en su conocimiento, experiencia y actitud. Tiene un control total de su equipo y de su trabajo, realmente funciona de manera autónoma en la empresa. Es importante darle su lugar y generar lazos fraternos con esas personas porque la evolución de todo se da colaborando y compartiendo, no ordenando o poniendo debajo de.
  5. Asociar. Este paso es fundamental, cuando ya desarrollamos este tipo de líderes, que ya recorrieron todo, es muy probable que se salgan de la empresa y se vuelvan una opción mas ante nuestro mercado, o tu propia competencia porque no hay un sentimiento de pertenencia, sintiéndose explotados, aislados y solos, optando por separarse. Por ello, es importante convertirlos en socios, para que se incorporen de corazón, se sientan parte y dueños de la empresa, recorriendo un camino donde no sabían nada para llegar a manejar la organización.

Si nos damos cuenta, delegar no es una tarea de un día, es un proceso para crear líderes, es la única tarea de los verdaderos líderes.

3 consejos para iniciar una presentación de manera magistral

El mundo de hoy te incita a la diferenciación, a resaltar tu individualidad, a hacer las cosas cada vez mejor con tu esencia, es por eso que cada vez que hablas frente a un público, grabas un video, posteas en redes o tienes sesiones virtuales te preguntas ¿Qué voy a decir? Espor ello que te dejo tres consejos, que no son nuevos, pero que con tu estilo y tu forma serán novedosos para presentar de manera efectiva frente a tú publico.

  1. Pregunta retórica. Mientras que el “hola, mi nombre es (inserta tu nombre)” No marca ningún camino al inicio mas que el hecho de repetir tu nombre anteriormente dicho, la pregunta retórica marca un camino, pone un tema sobre la mesa y pone a pensar a la audiencia sin dejarle tiempo a prejuzgarte por criterios visuales y comience a reflexionar.
  2. Mini historia. Este es el recurso ideal para contextualizar el inicio de tu presentación, aportando algo personal y humano que genera engagement natural por la forma en la cual los seres humanos se han comunicado, entretenido, aprendido y cautivado, a través de historias. Funcionan de manera increíble cuando son cortas y van al grano, pero para presentaciones con inversores o personajes con la necesidad de información y datos duros, no cuentes cuentos.
  3. Frase llamativa. Elige una frase llamativa, una frase controversial para sorprender y sacar de equilibrio a la audiencia, son ideales para despertar la curiosidad. Con este inicio, se anuncia o augura inconscientemente al publico mas sorpresas a lo largo de la presentación, poniendo atención durante mucho mas tiempo.

Estos tres trucos funcionan muy bien para impactar al inicio de tu discurso, pero también lo harán usándolas en conjunto, pudiendo empezar con la frase o la pregunta e inmediatamente pasar a la historia, por poner un ejemplo, pero lo mas importante está en que, uses una o varias a la vez, todas tengan que ver con el tema central de tu presentación.

Puedes presentarte en las siguientes frases o hacerlo al final ya dependerá de ti, pero recuerda que la primera frase es para sorprender al público, generando esa atención impulsada por el primer minuto. ¨Ponlo en práctica y regresa pronto que estaré dándote mas trucos para el resto de tus presentaciones.

¿Y si dejas de quejarte y empiezas a accionar?

Si nos ponemos a pensar la cantidad de decisiones que tomamos de manera consciente e inconsciente, y de la enorme cantidad que no tomamos de la misma manera, nos daremos cuenta que nuestro diario andar se llena de excusas, por encima de responsabilidad de nuestras acciones.

Elegimos trabajar, no leemos las letras chiquitas, no negociamos, dejamos que alguien mas defienda nuestros derechos y obligaciones y les pagamos pensando que con eso será suficiente para que lo hagan bien, o al menos, como yo quisiera que se hiciera, y ese es el gran error, dejar en manos de alguien más nuestro presente y futuro.

Empieza a estudiar tus decisiones, responsabilizarte de tus actos, dejar de lado las excusas y las cortinas de humo que contraes de tu entorno y haz que las cosas sucedan, aprende y desaprende hábitos y prácticas por el solo hecho de que los demás lo hagan, analiza, piensa y empieza a definir como lo haces tu sin miedo a que dirán y verás como los resultados sedarán para la meta que tu traces.

 

La trampa de las respuestas automáticas

Algo que nos diferencia a los humanos de los demás seres vivos u otras máquinas, es que los primeros somos libres para actuar. Las maquinas sucede que les arietas un botón, y sabes “normalmente” con cierto tipo de computadoras lo que van a hacer. Un piano, una guitarra, un juego de vídeo o el freno del auto, ya sabes mas o menos cual será el resultado.

Lo triste del caso, es cuando a nosotros los seres humanos nos sucede lo mismo, nos volvemos predecibles dejando de lado esa condición que no hace diferentes. Si cada vez que nos enfrentamos a determinada situación de la vida, respondemos de la misma manera; si respondemos con el mismo patrón, puede que no seamos tan “libres” como lo creíamos, y si no somos libres, lo más seguro es que no estemos viviendo una vida auténtica.

Este es un tema nuclear del desarrollo personal, dar respuestas libres, elegidas conscientemente por nosotros a los desafíos y retos de nuestro diario andar, por lo que les dejo estos dos ejercicios para mejorar nuestra toma de decisiones:

  • Espera unos segundos antes de emitir una respuesta. Guarda ese tiempo para pensar, para disipar esa emotividad negativa, antes de responder un email o cualquier mensaje instantáneo y que sea mas en frío para no encender las alarmas de una conversación.
  •  Una día a la vez libre de juicios. Cuando evitamos el juicio, también lo hacemos en gran medida con las respuestas automáticas, ve un día a la vez y prémiate con algo que disfrutes mucho, sube la cuota a dos o tres días y ve entrenando esta habilidad hasta que te sea un comportamiento adquirido.

Haz la prueba con estos ejercicios e identifica como reacciona tu mente y tu cuerpo de la misma manera ante las mismas situaciones haciéndote consciente que no debe ser así, que no es auténtico en ti hacerlo de esa manera, tratando de sustituir aunque ortográficamente no es lo correcto, el “Soy” por el “estoy”, es decir, “estoy depresivo/a” no “soy depresivo/a”, identifica el antecedente a tus reacciones y trata de , son ejercicios que valen la pena para mejorar tu vida desde la autenticidad y no desde lo automático.

respuesta auto

Detecta lo que se dice sin palabras…

Una de las palabras clave que he manejado en las entradas de este blog es la consciencia, siempre les hago hincapié en tomar consciencia en la forma que nos comunicamos con los demás, y un buen comienzo puede pasar por prestar atención no solo a las palabras, sino también a la comunicación no verbal, como se mueve, como gesticula, la proxemia o distancia al hablar con otros humanos y en el como se mira al interlocutor.

La comunicación humana descansa no solamente en las palabras como podríamos pensar, y es sobre todo, en la forma en la que las decimos, residiendo mas en el “cómo” que en el “qué”. Te dejo este link donde explico a grandes rasgos algunas claves sobre el tema.

Te dejo dos claves para ayudarte a mejorar tu comunicación no verbal:

  1. Brazos y hombros. Los hombros caídos pueden significar desánimo; sujetarse la cabeza, desesperación; el encogimiento de hombros puede comunicar inseguridad en cuanto a no saber algo; levantar los brazos, victoria o felicidad.
  2.  Engancha con una sonrisa. No olvides que lo primero, como en todo tipo de interacción, es dar una buena imagen entregando una sonrisa amable y verdadera, además de proyectar seguridad y cordialidad.

Ponlo en práctica y estate atento a entradas futuras, cursos, talleres, vídeos y máster class que estaré dando para tener una vida mas plena basada en la comunicación.

Tolerancia a la incertidumbre, la nueva ventaja competitiva.

Sabemos que la vida es incierta y difícil de predecir, si no  esta pregunta ¿Cuantos trabajos haz desempeñado hasta el día de hoy? Tal ves si eres mayor a 50 años el número no sea tan elevado, pero si eres millenial de entrada la estadística no arroja una media de 11 durante tu vida laboral.

Nuestros padres tienen esa idea y quieren que nosotros la abracemos, ten un trabajo seguro, consérvalo pero hoy ya no encaja mas esa idea. Tal vez es el pan de cada día para los emprendedores pero no es lo mismo para los funcionarios, pues hoy en día necesitamos empaparnos lo mas rápido posible de información porque decidimos mas veces cambiar de trabajo por las razones que quieran, además que hoy en día los que mas pagan y reconocen son los mas imprevisibles.

Si bien es cierto que esa inseguridad nos genera estrés, depende de la confianza en sí mismo, de la actitud y de una previa planificación que nosotros no perezcamos a la hora de cambiar de trabajos, aquí les dejo unos consejos para estar prevenidos en época de cambio.

perfil
  1. No lo tomes como una contrariedad, sino como un impulso. Percibirlo como algo negativo genera estrés, malestar y nos paraliza, en cambio si lo ves como una oportunidad tu mente esta mas predispuesta a un cambio sin generar exceso de resistencia.
  2. Se receptivo y aprende lo más que puedas de cada experiencia laboral. Es indispensable que ya no solo te limites a hacer lo que se te encarga, pues con el cambio el que más habilidades y conocimientos posea será mas atractivo a la hora de contratar.
  3. Edita tu CV con todos los proyectos que hayas participado. Ese Nuevo CV estará lleno no solo de puestos sino de proyectos que enriquecerán y mantendrán vigente y atractivo tu perfil, y recuerda hacerlo en redes sociales para que los reclutadores estén pendientes de tu desarrollo y así seas visible para una posible contratación o colaboración.
  4. Siempre habla bien y llévate lo bueno de cada lugar. Uno nunca sabe para quien trabaja realmente, puede que te hayas ido a la competencia y después regreses, créeme, esos trabajadores son el doble de valiosos.
  5. Fórmate constantemente. En tu rubro y en habilidades núcleo para potencializarlo. Lee sobre tu materia y al cabo de 5 años, serás el mas preparado en tu sector, pero sigue actualizándote, además de mantenerte con buena actitud y estar motivado, eso cada vez adquiere mas valor para las personas.
  6. Acepta el cambio, vuélvelo parte de tu día a día. Haz algo nuevo por primera vez cada día, convive, haz relaciones públicas, sé amable, participa de foros, conferencias, talleres y sobremesas, recuerda que siempre estamos haciendo “campaña”

No tengas miedo, al contrario, tómalo como una oportunidad para valorar el presente, probar cosas nuevas y aprender de finanzas y nuevas formas de generar patrimonio, en Internet hay información de todo para todos, vuelve el aprendizaje día a día algo cotidiano y conviértete en una mejor versión de tu “yo” anterior.

¿Qué es el compromiso y por que no lo encontramos fácilmente?

Elegir es renunciar, y es por ello que la mayoría de las personas le tiene respeto (por no decir miedo) a esta palabra, por ello, al percibirse como escaso o difícil de encontrar, es tan valorado en las relaciones humanas. Pero no nos damos cuenta que solo lo pedimos sin hacer el esfuerzo por otorgarlo primero, eso es parte de la historia del concepto.

El compromiso proviene de la Roma antigua, cuando dos personas tenían un conflicto, nombraban a una tercera para que hiciera la parte como de juez, decidiendo quién tenía razón y quién no.

Para ello, entregaban una cantidad de dinero que era el “compromisium” y si no acataban lo que la tercera persona decía, lo perdían. Así con ese ejemplo, la palabra compromiso significa “un acuerdo entre dos partes”, etimológicamente sería “misum” el sustantivo que significa acuerdo y “compro” que es entre ambas partes.

Esto mismo lo podemos asociar a nuestra empresa o negocio, el compromiso de ser siempre, siempre, bidireccional. Tanto el profesional con su empresa, como de la empresa hacia el profesional. Para que funcione este compromiso vamos a ver unas claves muy importantes:

  1. El primer compromiso es el del líder o de la empresa. El principio radica en dar, pedir y exigir, no al revés. Esa es la clave para que la empresa o líder empiecen de manera sana las relaciones con sus colaboradores, que se comprometerán en segundo plano para lograr la conexión bidireccional.
  2. Un profesional comprometido. ¿Te imaginas como sería el desempeño del profesional comprometido con el proyecto? Yo sí y te doy esas tres cualidades:
  • Se esfuerza mas allá de lo necesario.
  • No pretende cambiar de organización.
  • Habla bien de su líder o empresa con su entorno.

Si se dan esa tres cualidades, estarás con un talento comprometido y la organización causará un impacto positivo en la sociedad donde se desenvuelve. No olvides dar, otorgar, agradecer, compartir, alentar, premiar y reconocer al talento y ellos no dejarán de ser recíprocos con nuestra causa.