Ser feliz con 5 hacks

Algo que nos ha enseñado la ciencia es que todos buscamos de alguna manera la felicidad, pero no lo hemos hecho de la manera correcta, tenemos prejuicios concebidos sobre los que puede hacernos felices, equivocándonos a menudo.

Lo que se sugiere es encontrar esos cambios simples, que traen 2 décadas de trabajo por parte de los científicos, que empiezan con algo tan simple como copiar los comportamientos de la gente feliz, que con gusto compartiré con ustedes:

  1. Dedica tiempo a socializar. Es algo que normalmente dejamos de hacer porque estamos ocupados, pero realmente lo necesitamos. Llama a alguien que llevas tiempo sin contactar o entabla y contesta una pregunta o saludo a un extraño en un lugar público., te hará ver la vida de manera diferente, y hazlo sin juzgar, solo escucha y responde.
  2. Ponte en el lugar de los demás. La felicidad no se basa solo en autocuidados, caprichos personales o consentirnos a nosotros, la ciencia dice que la gente feliz no pasa tiempo haciendo eso, sino que piensa constantemente en los demás. Donan mas, pasan mas tiempo en voluntariados y dedican mas tiempo a acciones sociales.
  3. No subestimes el poder de la gratitud. Dedica tiempo a agradecer lo que tienes, la felicidad pareciera que se basa en lograr algo, pero justamente esta en apreciar lo que se tiene.
  4. Crea hábitos saludables de ejercicio y sueño. Solemos dejar primero que todo por el estrés de la vida el sueño y el ejercicio, cuando estos son los mejores antidepresivos y los mayores auxiliares en la salud mental.
  5. Seamos conscientes. Tómate el tiempo, para sentir el momento, centra la mente en el aquí y en el ahora, todo el tiempo que divagamos con lo que hicimos o haremos nos hace infelices, medita regularmente y reduce ese paloteo mental para que seas cada vez más consciente.

Prueba estos hacks y logra, de manera definitiva, ser mas feliz.

 

 

Incomoda lo más que puedas con lo que dices

Es increíble el hecho de comunicar, de pararte en el escenario y sentir la adrenalina de hablar frente a los universitarios, tuve la oportunidad de hacerlo ayer en la facultad de contaduría y administración de la UV y la experiencia fue increíble.

Maestros, estudiantes y otros ponentes estuvieron ahí, escuchando y viendo mi experiencia en marketing y en como creo que el marketing ya cambió y no es el que me enseñaron en la escuela. Sentí la incomodidad, asombro, complicidad y concordancia de la audiencia que me incitan a seguir.

Por esto te invito a que cada vez que te presentes ante un público seas lo más incómodo, impactante y diverso que puedas, que tu audiencia piense, choque, se enfrente, razone y pida mas. Que seas diferente al resto, que no dejes de documentarte y decirles eso que crees y estés abierto al diálogo, que tu audiencia merece, aunque a veces no este segura de ello, escuchar esos temas que tienes para aportar, permaneciendo humano.

 

Tan parecido al amor, la admiración.

Se que muchos ya lo hacen, pero si de verdad pudiéramos dividir los emociones en “bonitas” y “feas” , la admiración sería una de las lindas.

Yo admiro a muchas personas famosas, pero mas aquellos héroes anónimos que sin reflectores están cambiando la realidad de un grupo de personas.

Es un sentimiento o emoción parecida al amor, que cuenta con muchas ventajas por ejemplo:

  • Nos hace sentir bien enriqueciéndonos, pues a diferencia de la envidia, nos permite estar pendientes de esas cosas que admiramos no solo de las propias personas, sino también de la naturaleza.
  • El propósito de practicar la admiración, nos enfoca en lo positivo, es decir, el salir a buscar lo bueno que hay afuera nos distrae del entorno tóxico, sin dejar de ser conscientes de la realidad.
  • La admiración une, pues se relaciona directamente con la generosidad. Un estudio detalla que se dividió a dos grupos de personas, a los primeros se les pidió admirar las copas de los arboles y a los otros solo ver al suelo, después de un rato alguien intencionalmente dejó caer algo y los que habían estado admirando el paisaje fueron mas susceptibles a ayudar a la persona a levantar sus cosas.
  • La admiración influye en la salud. Reduce los procesos inflamatorios.

Fortalece el sentido de pertenencia y el sentimiento de comunidad, pues cuando admiras algo,  te sientes parte de ese todo, lo cuidas, lo procuras.

Admiremos todo eso que se nos asemeja, no es envidia, no es amor, solo es afinidad con nuestra escala de valores. Practícala regularmente.