Eres brillante. Recuerda ponerlo al servicio de los demás.

Tu tienes un talento, una habilidad que te hace diferente a los demás, un super poder moderno que debes compartir con la audiencia para lograr que tu entorno mejore y como una forma de agradecerle al mundo el que estas aquí, eres el primero, o el mejor en algo solo empieza ya a ponerlo al servicio de los demás y verás que gran satisfacción (y con un sistema, hasta remuneración económica) obtendrás de ello…

VE a hacerlo, no hay pretexto para no compartir tu talento.

Aprender a “estar parado” gracias al coronavirus

Es la primera vez que me sucede esto, estoy seguro que a varios también y vaya que cuesta.

Un mes en casa, encerrados, lo único es que ahora tienes “tiempo”.

¿Para qué? Para descansar, estar con la familia, reflexionar, para ordenar tu vida, para tus hobbies, para aquello que no puedes hacer normalmente, lo que es seguro es que no podemos pasar tirados en el sillón enojados quejándonos de este momento, hay que aprovecharlo.

Y eso conlleva el convivir, una gran lección de este covid19, porque vamos a pasar mas tiempo con la familia en estas semanas que en los últimos 3 o 4 años me atrevo a decir, si sumamos los minutos.

Y es que la convivencia conlleva problemas, el concepto de orden es distinto, unos prefieren unas películas y otros series, gustos musicales, vecinos haciendo ruido por las razones que tengan y esto no puede terminar por matarnos o acabando con las familias.

Aprendamos a convivir, a controlar el mal humor, el nerviosismo, la tensión, y practiquemos el “si lo que vas a decir no es mejor que el silencio, quédate callado” y si llegas a decir algo motivado por la tensión o el enojo, pide perdón de inmediato, no hay problema de comunicación  que no se solucione con dos palabras cariñosas y un abrazo sincero, así que quítate el ego y no alargues el ambiente de tensión.

 

 

 

 

Nunca debes hacer esto con tu cuerpo… al hablar.

Como ya es sabido disfruto la comunicación entre las personas, detecto detalles en mi y en los otros dignos de compartir y genero productos audiovisuales para aprender de ellos, por lo cual te dejo estos 10 tips para pulir tu lenguaje corporal, contenido como de rayo para quedar bien en las reuniones y analizar tu branding al hablar en público.

  1. No “evites” el contacto visual.
  2. Vigila tu postura.
  3. Dar la mano de forma erronea.
  4. Evite que se note tu tensión.
  5. No mires al piso.
  6. No te eches hacia atrás.
  7. No mansear “sin sentido”
  8. Cuidado con el espacio intimo.
  9. No mires el reloj y…
  10. Evita al máximo fruncir el ceño.

En el video desgloso cada uno de los puntos, ten vito a mirar y a compartir con las personas que creas que lo necesiten y es mi regalo para ti, y así marques la diferencia cuando estés frente a una audiencia.

Ser feliz con 5 hacks

Algo que nos ha enseñado la ciencia es que todos buscamos de alguna manera la felicidad, pero no lo hemos hecho de la manera correcta, tenemos prejuicios concebidos sobre los que puede hacernos felices, equivocándonos a menudo.

Lo que se sugiere es encontrar esos cambios simples, que traen 2 décadas de trabajo por parte de los científicos, que empiezan con algo tan simple como copiar los comportamientos de la gente feliz, que con gusto compartiré con ustedes:

  1. Dedica tiempo a socializar. Es algo que normalmente dejamos de hacer porque estamos ocupados, pero realmente lo necesitamos. Llama a alguien que llevas tiempo sin contactar o entabla y contesta una pregunta o saludo a un extraño en un lugar público., te hará ver la vida de manera diferente, y hazlo sin juzgar, solo escucha y responde.
  2. Ponte en el lugar de los demás. La felicidad no se basa solo en autocuidados, caprichos personales o consentirnos a nosotros, la ciencia dice que la gente feliz no pasa tiempo haciendo eso, sino que piensa constantemente en los demás. Donan mas, pasan mas tiempo en voluntariados y dedican mas tiempo a acciones sociales.
  3. No subestimes el poder de la gratitud. Dedica tiempo a agradecer lo que tienes, la felicidad pareciera que se basa en lograr algo, pero justamente esta en apreciar lo que se tiene.
  4. Crea hábitos saludables de ejercicio y sueño. Solemos dejar primero que todo por el estrés de la vida el sueño y el ejercicio, cuando estos son los mejores antidepresivos y los mayores auxiliares en la salud mental.
  5. Seamos conscientes. Tómate el tiempo, para sentir el momento, centra la mente en el aquí y en el ahora, todo el tiempo que divagamos con lo que hicimos o haremos nos hace infelices, medita regularmente y reduce ese paloteo mental para que seas cada vez más consciente.

Prueba estos hacks y logra, de manera definitiva, ser mas feliz.

 

 

Incomoda lo más que puedas con lo que dices

Es increíble el hecho de comunicar, de pararte en el escenario y sentir la adrenalina de hablar frente a los universitarios, tuve la oportunidad de hacerlo ayer en la facultad de contaduría y administración de la UV y la experiencia fue increíble.

Maestros, estudiantes y otros ponentes estuvieron ahí, escuchando y viendo mi experiencia en marketing y en como creo que el marketing ya cambió y no es el que me enseñaron en la escuela. Sentí la incomodidad, asombro, complicidad y concordancia de la audiencia que me incitan a seguir.

Por esto te invito a que cada vez que te presentes ante un público seas lo más incómodo, impactante y diverso que puedas, que tu audiencia piense, choque, se enfrente, razone y pida mas. Que seas diferente al resto, que no dejes de documentarte y decirles eso que crees y estés abierto al diálogo, que tu audiencia merece, aunque a veces no este segura de ello, escuchar esos temas que tienes para aportar, permaneciendo humano.

 

Lo que dejan de hacer los creativos que debe retomar…

La creatividad existe desde tiempos muy remotos, forma parte de un “culto” ese trabajo de colocar un color, una imagen, una pieza, una secuencia en algo increíble.

Y ese trabajo requiere inspiración, por lo cual aquí les dejo a los creativos algunos tips para recuperar esos momentos de iluminación:

  • Diviértete, nada de lo que hagas saldrá con la mayor inspiración si no te encanta.
  • Siente. Tus proyectos y tu entorno.
  • Comparte. Que los demás sepan de tu trabajo.
  • Crea, redacta, bocetea.
  • Despéjate. Después de trabajar.
  • Guarda todo lo que hagas.
  • Se tú mismo.
  • Investiga. Analiza, reflexiona y crea tu estilo y criterio.
  • Planifica.
  • Actualízate.
  • Compártelo en redes.

Para tener mayor detalle te dejo este video Y revive tu lado creativo.

De ladrillo en ladrillo, se construye el gran muro de los sueños y proyectos.

¿Cuantas veces dices “no puedo”?

La mayoría de los cambios que queremos conseguir en la vida, así como nuestros sueños y proyectos, requieren de una buena actitud. Y la actitud, por suerte es algo que podemos entrenar, pues no es algo que simplemente se tenga o no.

Si nos planteamos entrenar la actitud como un marine, al estilo “no pain no gain” estamos perdidos, pues con eso casi de inmediato tendremos fracasos, nos caeremos, nos frustraremos, nos etiquetaremos pensando que no estamos a la altura y que el cambio planteado no es para nosotros.

Lo ideal sería abordarlo desde la diversión, desde el juego, desde la compasión y teniendo un poco de paciencia. La estrategia se basa en pequeños retos que no sean exactamente de nuestro sueño, como por ejemplo subir un poco la cantidad de km que corres, si te levantas a una hora, levantarte 15 min antes, Esos pequeños cambios que vayan demostrando que tenemos actitud.

Junta pequeñas acciones, disfruta el camino y cumple ese sueño o proyecto que tienes, poniendo cada “ladrillo” de la manera mas perfecta posible y así construir esa muralla de “hacer que las cosas sucedan”.

¿Problemas? Aquí hay 7 ingredientes para lograr sobreponerse a ellos.

El éxito proviene de construir sistemas, así que aquí te dejo un pequeño catálogo para resolver situaciones de tu vida.

  1. Definirlo. Es el paso mas importante si no sabes exactamente que vas a resolver no podrás hacerlo, somos unos monstruos para generar ideas y soluciones, pero pésimos eligiendo solo una, así que tómate el tiempo necesario para delimitar exactamente la disyuntiva a tratar y escríbelo, eso conecta más que solo pensarlo y eleva a mas del 50% la probabilidad de encontrar una solución. .
  2. Lee, investiga, recopila. Todo lo posible antes de tomar una decisión.
  3. No busques reinventar el hilo negro. Ya alguien tuvo una duda similar, busca personas que han resuelto algo similar en el pasado, aprovéchalo consúltalo. Ahorra mucho trabajo.
  4. Deja que tu subconsciente te ayude. Cuando estas enfocado en un problema te enfrascas y no ves mas allá que eso, duro y dale y no nos terminan de convencer las soluciones, no te gustan y te bloqueas. En ese momento lo ideal es desconectarse del problema, un rato, unos días, eso deja un bucle en tu cerebro que pasa al subconsciente que trabaja 24/7 en cerrar ese bucle pero solo si tu dejas de pensar en eso para que llegue a ese otro nivel de pensamiento. Y es así como llegan las soluciones, estarás haciendo otra cosa y llegará el “insight”
  5. Apóyate también en el sueño. La etapa del sueña activa totalmente el nivel subconsciente, este momento donde no controlas nada mentalmente puede ser muy provechoso, después de un día completo pensando en soluciones llega a dormir, dejando ese problema en las manos de “morfeo”. Seguramente te ha pasado que despiertas ya sea en la mañana o antes y las ideas llegan.
  6. Con relación a los 2 puntos anteriores, anota tus ideas. Anota absolutamente todo, por muy loco, extraño, ridículo o difícil que suene hazlo. Ahí puede estar la semilla para la verdadera solución de tu problema.
  7. Hazlo. Pasa a la acción. Si ya tienes una posible solución al problema no te quedes pensando, evaluando ni buscando el lado infactible, mejor ponla en práctica, ejecútala. Esta es la única forma de obtener respuestas, a lo mejor no lo resuelves a la primera, pero ten por seguro que impactarás de manera positiva ese problema y perfeccionarás el método y serás cada vez mejor haciendo que las cosas se resuelvan para tí y los demás.

Pon en práctica esta guía, con los problemas que tienes hoy en día, sigue la secuencia detalladamente y platícame cuales fueron tus resultados, en especial el último paso, porque sin la acción, jamás sobresaldrás de tí mismo, y por ende, tampoco del resto.

Entrena y empodera tu autocontrol, para hacer lo que tienes que hacer para sobresalir.

¿No les ha pasado que en su cabeza tiene una pelea sobre el control de lo que debes hacer, por un lado los excesos, lo que te gusta, lo que no te desgasta y lo que no aporta nada o muy poco y por otro, ese trabajo que importa, que impacta y que es capaz de aportar valor a tu vida y a la sociedad que te rodea? Estoy seguro que sí y muchas veces.

El autocontrol es la capacidad de decidir lo que nos conviene sobre lo que nos apetece, y hoy en día, a través de la ciencia sabemos que el autocontrol predice mas el éxito en nuestra vida que la propia inteligencia, pero una dieta pobre en hidratos de carbono, la falta de sueño y el estrés, pueden hacer que esta habilidad no se manifieste en el momento y manera adecuados.

Vamos a ver unos sencilllos consejos para tener un buen control sobre nuestros objetivos:

  1. Ten cuidado con el optimismo, mide el riesgo. La gente excesivamente optimista no valora como puede fallar, por lo tanto no planifica ni identifica esas pequeñas caídas que puede evitar con el autocontrol.
  2. No prohíbas, solo retrasa 10 minutos. ¿Por qué 10? Es por el hecho de que el cerebro entiende “10 minutos” como una meta a largo plazo, entonces lo procesa como algo que pierde intensidad, en cambio si lo “prohibimos” el cerebro lo valora como algo muy deseado, esa condición lo hace atractivo y lo quiere en ese momento.
  3. Practica técnicas para regular la ansiedad. Meditación, relajación, respiración, visualización y yoga por ejemplo. El exceso de estrés no nos permite pensar de manera reflexiva, nuestra mente busca actividades que nos dan placer inmediato, que no convienen en ese momento, resultándonos en una culpa después de realizarlas, un gran remordimiento.
  4. Haz deporte o ejercicio. Esta actividad mejora la fuerza de voluntad al instante, al momento de hacerlo también mejora tu capacidad de autocontrol.
  5. Experimenta un sueño reparador. Descansa y descansa bien, es el momento donde desechamos, memorizamos y reparamos todo aquello sucedido en el día, sin sueño de calidad tampoco habrá autocontrol.
  6. Elige en que utilizar el autocontrol, es un recurso limitado. Desde que despertamos tenemos un “depósito” que almacena y no da para todo, define tus prioridades y metas para utilizarlo en eso.
  7. No sobrecargues a tu “yo” futuro. Mañana no es una alternativa, pues llevas 3 o 4 mese posponiendo para mañana ese proyecto, plan, actividad o trabajo, así que no creas que en el futuro tendrás mas autocontrol del que ostentas hoy si no lo practicas ¡Empieza ya, mañana no, Hoy!

Si no es hoy… ¿Cuando?

¿Esperando el momento perfecto? Siento decirte que ¡No existe! ¿Por qué? Primero que nada, hay mucha gente esperando por el, no serás el primero. Y segundo, mientras esperas ese momento “perfecto” se te pasan todas las oportunidades para hacer que las cosas pasen.

Así que vamos a repasar 7 claves para que cumplas tus objetivos:

  1. Define tu rendimiento primero, por encima del resultado. Un ejemplo sería el rendimiento es comer saludable, y el resultado, sería perder peso. Es decir, define el objetivo de acuerdo a aquello que depende de ti, y así evitarás la frustración.
  2. Busca el sentido a aquello que quieres conseguir. Es encontrar un por qué y un para qué, esa motivación que ayuda a mantener el compromiso. Y es personal, no es lo que mueve a los demás, es lo que genera tracción en ti.
  3. No pienses en las consecuencias negativas. Recuerda que a tu cerebro le cuesta mucho trabajo entender lo negativo,por ejemplo si pensamos que si me alimento mal puedo enfermarme, nuestra mente se bloquea y no procesa. En cambio, si el cerebro procesa las positivas, el cerebro trabajará en ser mas útil, mas ágil y potenciará todo para ser mejor.
  4. Elabora un plan. Esta guía es muy importante para alejarnos de la improvisación, teniendo todo lo controlable bajo control, es obvio que no todo se puede controlar, pero cuando uno sale de su zona de confort para crear un nuevo hábito y cometemos un error, nos permite regresar al sendero. Cuanto más tengamos bajo control, mejor.
  5. Pensamiento condicional. Muchas situaciones en la vida nos van a tomar por sorpresa, nos van a dificultar recordar cual es la meta, así que debemos recordar que si nos ofrecen algo que nos aleja del objetivo, entonces yo debo declinarlo. Aléjate o toma otra postura sobre de aquello que te aleja de la meta.
  6. Refuerza los cambios. El elogio no debilita, cada avance que vayas teniendo necesita ser reconocido. Necesitas sentirte orgulloso de cada paso para avanzar uno más hacia el objetivo.
  7. No hay errores, solo cosas que no funcionaron. Empecemos a entender nuestros errores como un proceso de mejora, no como algo que fracasó, así será mas fácil poder cambiarlo.

Espero te sirva esta guía, , ponla en práctica y recuerda que hay tanta gente esperando el momento perfecto, que el día que se “presente” va a estar tan “repartido” que no te va a tocar nada, mejor ábrele la puerta en cualquier momento involucrándote ya con aquello que deseas.